• Re Rebatet

Nono the zigzag kid

Nono the zigzag kid (2012) es un largometraje del cineasta y artista belga Vincent Bal, reconocido por su trabajo Shawdology (sombralogía), una serie estrenada en 2016 que posteriormente se convirtió en un libro publicado en 2017, en la que el cineasta explora el mundo de las sombras de objetos cotidianos y crea personajes a partir de ellas. Bal es un artista que sabe ser un artista y, como tal, crea espacios mágicos que solo él puede ver, para compartirlos con todo el mundo y llenarnos un poco de esa genialidad al mostrar el mundo a través de sus ojos.


La historia detrás de esta película fue publicada como un libro en 2003 escrito por David Grossman. Este escritor y ensayista israelí ha sido merecedor de múltiples premios, desde sus inicios como un novelista joven (Premio Bernstein, 1984), hasta 2017, cuando ganó el The International Booker Prize por su novela Gran Cabaret, lo que lo convirtió en el primer israelí en ganar el premio.



En el filme, se nos presenta a Nono, un muchacho de 12 años que sueña con llegar a ser algún día “tan bueno como su padre”, a quien más admira por ser considerado el mejor detective de la ciudad y quien se ha dedicado a instruirlo en el mundo policiaco desde que tenía 3 años. No existe una figura materna dentro de la familia, lo que crea un vínculo padre-hijo muy fuerte, casi tanto como el constante miedo de Nono por no cumplir sus propias expectativas.


En el corto, el futuro de este joven se proyecta como una luz brillante al final del camino, hasta que se encuentra en una situación en la que el futuro es hoy y no hay más pasos antes de llegar. Esa luz aparece en sus manos cuando su padre lo envía a una misión mientras viaja en un tren por la Riviera Francesa, dos días antes de cumplir 13 años y celebrar su Bar Mitzva (lo que representa el fin de la infancia).



“If you dare, go to the last second-class compartment. Your teacher is waiting there”.


Esta frase es el comienzo de la búsqueda de nuestro soñador, que lo lleva a cuestionar su existencia como la conoce: las pistas no llevan a ningún lado y el hambre de obtenerlas es cada vez mayor. Su padre es un gran detective, pero ¿qué hay de su madre, esa mujer que murió cuando tenía un año? Los sueños de este personaje entran en duda cuando se pone en contacto con los orígenes de su madre, de quien solo conserva una foto... Después de conocer una mujer misteriosa, su vida cambiará para siempre.


Además de que el filme es narrado de manera envolvente, la banda sonora creada por Thomas de Prins se apega a la historia. Va siguiendo la línea de la evolución de Nono y, al contar con la presencia de Isabella Rosellini (Lola Ciperola), no llega a convertirse en uno de los íconos de sus géneros (drama, aventura, infantil). Inevitablemente, la película logra identificarnos con el aventurero que se ve en la posición de cuestionamiento. Logra hacernos saber que, de vez en cuando, todos somos ese pequeño niño deconstruyéndose, hallando respuestas que no buscábamos y encontrando nuevas preguntas por resolver.



La cinta fue ganadora del Gran Premio Juvenil de la Audiencia en los Premios de Cine Europeo y considerada mejor película en el Festival Internacional Juvenil de Montreal, en el que Bal también ganó la categoría de mejor director.

101 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
recurso 5-06.png
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook
  • Letterbox