• Santiago Bustillo

Festival de Cine Oro Negro: la resiliencia en pos de la cultura

Con su sexta edición, celebrada del 24 al 27 del pasado junio de 2021, el Festival de Cine Oro Negro se planta firmemente como una de las plataformas de promoción y difusión cultural de mayor relevancia en el país y trae a la memoria 6 años de esfuerzo, durante los cuales la convicción y la resistencia han jugado un papel central. A través de talleres, conferencias, clases magistrales (masterclass), exposiciones, proyecciones, entre otros eventos, fomenta una creciente y preponderante gestión cinematográfica en la región sur del Estado de Veracruz y proporciona a los jóvenes creadores las herramientas necesarias para el desarrollo de proyectos propios. Asimismo, vuelve posible la comunicación entre aquellos aspirantes y miembros experimentados del medio y de reconocimiento internacional, entre ellos, Luis Felipe Tovar, Lorena del Castillo, Lalo España, Evangelina Martínez, Luz Gallardo, Gabriel Retes (QEPD) y Ricardo Benet, en aras de un aprendizaje novedoso, actualizado y polifacético. En su labor, desde su primera edición en 2016, rastrea, reúne y condensa una iniciativa que, a partir del 2003, ha favorecido la elaboración de actividades culturales relacionadas con el quehacer cinematográfico en la zona.




Sin embargo, uno de los más grandes obstáculos a los que ha tenido que enfrentarse en su cometido es la acentuada curva de violencia e inseguridad que, en los últimos años, ha caracterizado a la ciudad de Coatzacoalcos, sede donde se celebra el festival (junto a Minatitlán y Manchital), a tal grado que es ahora considerada una de las más peligrosas de México. Aunado a lo anterior, el estallido de COVID-19 supuso una completa reconfiguración de los esquemas logísticos de organización y planeación del festival para adaptarlo al nuevo panorama pandémico. Así, medró la actividad en redes sociales y medios digitales y se introdujo la solución de implementar una sala virtual, con la ventaja de que ésta se mantendría disponible durante las 24 horas.




El Festival de Cine Oro Negro ha salido adelante gracias al apoyo de instituciones, gobiernos, iniciativa privada y de la sociedad civil. Además, ha tenido éxito en múltiples campañas de Crowdfunding y cuenta con la tradición de celebrar el “Homenaje al obrero fílmico”, el cual se otorga como reconocimiento a la trayectoria de quienes dan su vida por el cine. Cabe añadir que su labor cultural no se detiene durante el resto del año; ya que expande sus fronteras y lleva a cabo sus actividades en otros lugares de la República, como Ciudad de México, Puebla, Veracruz, Xalapa, Cancún y Toluca.


Pese a las desfavorables condiciones y los riesgos implícitos en el desafío de impulsar la cultura en un entorno colmado de violencia, el Festival de Cine Oro Negro nos demuestra, año con año, que no hay imposibles. La magnitud de las dificultades no ha alcanzado a frenar la misión transformadora de quienes, con suma determinación, invierten sudor y lágrimas para dar lugar a este acontecimiento, motivados por el objetivo de incentivar el talento nacional y educar a los jóvenes creadores en la formación de públicos, la competencia, la exhibición y la capacitación, así como por una visión: provocar un cambio social por medio del arte.




9 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
recurso 5-06.png
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook
  • Letterbox